14 octubre 2018

Manuel Monterrey Calvo


Manuel Monterrey Calvo nació en en Badajoz en 1887 y falleció en 1963. Trabajó en los talleres de relojería Álvarez Buiza y como viajante de comercio. Poeta, publicó su primera obra en 1906, “Mi primer ensayo”, y “Mariposas azules”, con prólogo de López Prudencio, en 1907. Formó parte de la redacción de la revista de literatura “Gévora” y alternó intelectualmente con todos los escritores de su época. Badajoz le dedicó una calle en 1991 y un busto de bronce, que está en el Parque de la Legión, realizado por el escultor José Sánchez Silva, en 1982.
Algunas de sus obras: Los quince abriles, 1925, Medallones extremeños I y II, 1945 y 1949 ó Pétalos de sombra, 1958.
Su nombre, seguro que a las nuevas generaciones les dice poco, pero a las antiguas, sí. Porque Manuel Monterrey, además de relojero y viajante, fue un poeta entrañable al que deben mucho las generaciones de poetas posteriores. Autor prolífico y generoso, jamás negó su colaboración poética a quienes se la pedían. Y sus creaciones se tienen por incontables, tan rica fue su producción literaria. Dedicada, primordialmente, a cantar las emociones del hombre, la paz, la ternura, la melancolía, el ensueño...
Y desde 1982, puede verse su busto en bronce en el hermoso Parque de la Legión, en un lugar poco transitado por la ciudadanía, casi perdido, no lejos de la Puerta de Trinidad, luciendo su capa española, asomando su mano diestra, en la que porta un libro, de poesías, claro.
Tiene una calle con su nombre en la Barriada de Maria Auxiliadora. 

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

1 comentario: